Support our siblings affected by disaster, hunger and oppression through One Great Hour of Sharing.

Prepararse para dirigir el mundo

La Ofrenda de Gozo de Navidad ayuda al alumnado de Menaul a fortalecerse en mente, cuerpo y espíritu

por Emily Enders Odom

Mikayla Sierra has seen her life change at Menaul School, a preparatory day and boarding school in Albuquerque, New Mexico. (Contributed photo)

LOUISVILLE – Si la vida de fe es como correr una carrera, Mikayla Rose Sierra lidera el pelotón.

Mikayla, dos veces campeona estatal de los 300 metros vallas, además de una destacada jugadora de voleibol y baloncesto, es una estudiante de 17 años en su último año de secundaria que ingresó en , vinculada a la Iglesia Presbiteriana (EE. UU.), en sexto curso.

Aunque Sierra, perteneciente a la Nación Navajo (Diné), asistió a la escuela primaria donde vivía en North Valley, Nuevo México, antes de ingresar en Menaul, siempre ha considerado Menaul como su hogar.

“En cierto modo, Menaul me educó por la frecuencia con la que iba allí”, dice refiriéndose al internado y colegio diurno de Albuquerque (Nuevo México) para alumnos de 6º a 12º grado.

“Como mi madre trabajaba a tiempo completo para las aerolíneas, a veces se iba cuatro o seis días seguidos”, añade Sierra. “Mi padre estaba pasando por sus propios retos al gestionar su negocio, lo que le obligaba a ausentarse mucho por motivos de trabajo”.

Entonces, en séptimo grado, Sierra conoció a una entrenadora, Lauren LaMonica, que le cambió la vida de verdad.

“Era como una figura materna para mí, y no sólo para mí”, dice Sierra. “Nos trataba a todos como a sus menores. Si no comíamos, ella estaba allí. Si teníamos un mal día, ella estaba allí. Algunos entrenadores, cuando no estás jugando bien, te dicen que arregles esto o aquello. La entrenadora Lauren prestaría atención no sólo a nuestras acciones, sino también a lo que podría estar causando nuestras acciones. No sé cómo habría superado la escuela o la vida sin ella, porque me impactó tanto sólo por estar allí”.

La experiencia que ha cambiado la vida de Sierra en Menaul, tanto en el ámbito deportivo como en las aulas, ha sido posible, en parte, gracias a las donaciones a la  Ofrenda de Gozo de Navidad de la IP (EE. UU.), que ayuda a la escuela a conceder becas a estudiantes excepcionales.

Una apreciada tradición presbiteriana desde la década de 1930, la ofrenda anual distribuye los donativos a partes iguales entre las escuelas y universidades  presbiterianas que equipan a las comunidades de color y el  Programa de Asistencia  de la  Junta de Pensiones.

Fuera del campo, Sierra se ha desarrollado y ha madurado hasta convertirse en una joven líder increíble, que era justo lo que sus padres tenían en mente cuando decidieron matricularla en Menaul.

“Siempre que había un profesor sustituto o una tarea en mi escuela primaria que no nos parecía justa, yo era la portavoz para discutir con el profesor”, dijo. “Esa es la posición que me dieron, pero también fue porque en esa escuela no me planteaban retos. Mis padres pensaron que yo encajaría mejor en Menaul por mi carácter rebelde. Esperaban que Menaul me desafiara y me diera una manera de dar forma a mi liderazgo que no fuera la rebelión”.

Para ilustrar lo que quería decir con su “carácter rebelde”, Sierra recordó una ocasión en quinto curso en la que convenció a su profesora para que le permitiera planear y organizar ella sola una fiesta de San Valentín para su clase de 50 estudiantes, después de que inicialmente le dijeran que no.

“Fue el hecho de que nos dijera que no y yo siguiera insistiendo”, dijo. “Por eso lo llamo rebelión. Supongo que fue realmente asertividad”.

Esa asertividad ya le ha valido a la becaria Menaul Corio entrar en la Sociedad Nacional de Honor, ser elegida miembro del liderazgo del Concilio Estudiantil y presidenta del Comité de Baile de Graduación, y una beca completa para el programa AFS Faces of America, a través del cual ella y otra estudiante de Menaul, que también es nativa americana, viajaron a Kenia en el verano del 2023.

“Mikayla ejemplifica la misión de la Escuela Menaul en el sentido de que esfuerte de mente, cuerpo y espíritu”, dijo Melanie G. Davis, Directora de Promoción Institucional. “Es una excelente estudiante, atleta y líder servicial. Orgullosa de ser nativa americana, Mikayla también abraza a sus compañeros de clase en Menaul y sus culturas de todo el mundo”. En Kenia, pudo entablar nuevas amistades y adquirir una perspectiva del mundo totalmente distinta, ampliando aún más su educación “World Smart“, tal y como sugiere el eslogan de Menaul”.

Sierra está de acuerdo en que la comunidad Menaul le ha ayudado a crecer de muchas maneras, incluida la espiritual.

“Aunque crecí en un hogar religioso, he notado un aumento de mi vida de oración en los últimos años”, afirma. “La capilla de Menaul siempre nos ofrece un momento de reflexión en el que podemos orar y dar gracias por lo que tenemos en lugar de enfadarnos por lo que no tenemos. Soy indígena americana, así que también tenemos una conexión espiritual con la tierra”.

Mikayla Sierra has excelled in the classroom and on the track at Menaul School. (Contributed photo)

Y una profunda conexión con la gente.

“Mikayla es una de las estudiantes, atletas y líderes más decididas que he conocido”, afirmó Lindsey R. Gilbert, ex presidenta y directora de Menaul. “No sólo es una gran triunfadora, sino que además se preocupa de verdad por toda la comunidad. Organiza tarjetas de cumpleaños para asesores, pasa el rato con el alumnado interno los fines de semana y les invita a casa. Es una persona centrada que también tiene un gran corazón y pasión por hacer de nuestra comunidad un gran lugar para aprender y estudiar.”

Cuando se gradúe en Menaul, Sierra espera convertirse en abogada y, en última instancia, en política, no sólo porque le gusta discutir, sino también porque quiere ayudar a la gente, igual que le han ayudado sus entrenadores, sus profesores y la Ofrenda de Gozo de Navidad.

“Sus donaciones nos permiten encontrar, así como apoyar y pagar, a los profesores, y Menaul tiene algunos de los mejores profesores que he tenido nunca”, dijo. “Encontrar profesores que se preocupen de verdad por educar a sus estudiantes y ayudarles a aprender la materia es difícil. Gracias a sus donaciones, podemos conseguir profesores que se adapten mejor a la comunidad Menaul.”


Creative_Commons-BYNCNDYou may freely reuse and distribute this article in its entirety for non-commercial purposes in any medium. Please include author attribution, photography credits, and a link to the original article. This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDeratives 4.0 International License.

  • Subscribe to the PC(USA) News

  • Interested in receiving either of the PC(USA) newsletters in your inbox?

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.


Categories: