Support our siblings affected by disaster, hunger and oppression through One Great Hour of Sharing.

Nuevos estudios de Harvard: miles de personas murieron en Puerto Rico tras el huracán María

La investigación dice que 4600 personas podrían haber muerto en los meses después de la tormenta

Por Rick Jones | Servicio Presbiteriano de Noticias

Hogares y comunidades en las montañas de Puerto Rico se quedaron sin electricidad, agua y acceso a atención médica en las semanas y meses después del huracán María. Foto por Rick Jones

LOUISVILLE – Un nuevo estudio de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan en Harvard estima que el número de muertes durante y después del huracán María puede estar cerca de 4,600 o más. El estudio, publicado esta semana en el New England Journal of Medicine, sugiere que la falta de acceso a la atención médica y a las necesidades básicas pueden haber sido factores que contribuyeron a esta situación.

Según el estudio, los investigadores revisaron la isla, visitando más de 3.000 residencias. El estudio encontró que muchas personas murieron porque estuvieron lejos de hospitales y atención médica, se quedaron sin medicamentos, como la insulina, o no tenían acceso a la electricidad y al agua potable.

Durante una visita en noviembre pasado, una delegación del Programa Presbiteriano de Asistencia en Desastres visitó algunas de las comunidades remotas de la isla. Muchas personas estaban todavía sin electricidad y caminos accesibles. Los residentes dijeron que en las semanas después del huracán llegaron lluvias fuertes que continuaron destruyendo los caminos reparados y las líneas de alta tensión, haciendo difícil el viaje desde y hacia la región.

El estudio mostró que una familia promedio estuvo aproximadamente 41 días sin servicio celular, 68 días sin agua y 84 días sin electricidad. El treinta por ciento de los residentes encuestados reportó interrupciones en la atención médica, incluyendo la falta de equipos tales como respiradores.

«Los resultados del estudio son consistentes con lo PDA ha escuchado desde los primeros días de nuestra respuesta. Muchas personas de la isla compartieron historias terribles de su incapacidad para acceder a la atención médica para mantenerse con vida», dijo Jim Kirk, asociado de PDA para la respuesta nacional de desastres. «Sin duda, no van a ser los estudios adicionales que ayudarán a determinar un número más exacto de las personas que murieron durante y después de María. Este es el comienzo de un informe más reflexivo y preciso sobre el verdadero impacto del huracán en las vidas de aquellas personas que vivieron a través de él».

Los investigadores dicen que todavía están recopilando datos y las cifras finales podrían subir. Si el número de muertos asciende a 4 645, esto haría que el huracán María sea el segundo huracán más mortífero en la historia de los Estados Unidos. En 1900, un huracán en Galveston, Texas mató a unas 12 000 personas. La cifra oficial de muertos en Puerto Rico después María fue de 64.

La Iglesia Presbiteriana en Maricao, Puerto Rico, después del huracán María. Foto por Rick Jones

El Rvdo. Edwin González Castillo, consultor de PDA sobre el huracán María para Puerto Rico, también se desempeñó como secretario permanente para el Presbiterio de San Juan y como pastor de la Iglesia Presbiteriana en Vega Alta cuando el huracán golpeó la isla el pasado otoño.

«Todos sabíamos que el impacto de María era más grande de lo que habíamos escuchado», dijo. «Con esta información, y lo que oímos de otros estudios previos, debemos tener una idea más clara de lo que debe suceder mientras nos preparamos para futuros huracanes y eventos catastróficos».

El gobierno de Puerto Rico dice que un equipo de expertos estará al frente de una revisión independiente para determinar la magnitud del impacto de María sobre las muertes.

«La información exacta validará experiencias de las personas durante y después de María, y será útil en el proceso de sanación», dijo Kirk. «El informe de la Universidad de Harvard y los que siguen son recordatorios para PDA y todas las entidades de respuesta en desastres de la magnitud de la pérdida y la necesidad».

«Si, de hecho, los informes proporcionarán a los residentes un sentimiento de cierre que será validado y real», dijo González Castillo. «Mucha gente no siente que el número oficial dado representa con precisión lo que han experimentado».

Para apoyar los esfuerzos de recuperación en Puerto Rico,  haga clic aquí . Esto le llevará a la página web de la IP (EE. UU.) para donar de forma segura y rápida.

Si prefiere enviar un cheque (por favor escriba «DR000194-Puerto Rico» en la línea de memo), puede enviarlo a:

Iglesia Presbiteriana (EE. UU.)
PO Box 643700
Pittsburgh, PA 15264-3700

También puede llamar al 800-872-3283 de lunes a viernes desde las 8 a.m. hasta las 5 p.m. (hora del este), y donar por teléfono.

El Programa Presbiteriano de Asistencia en Desastres es capaz de responder rápidamente a las emergencias gracias a las donaciones de Una Gran Hora para Compartir.

English


Creative_Commons-BYNCNDYou may freely reuse and distribute this article in its entirety for non-commercial purposes in any medium. Please include author attribution, photography credits, and a link to the original article. This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDeratives 4.0 International License.

  • Subscribe to the PC(USA) News

  • Interested in receiving either of the PC(USA) newsletters in your inbox?

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.