Programa Presbiteriano de Asistencia en Desastres realiza evaluación inicial después de los terremotos en Puerto Rico

Asociados ministeriales que asistían a reuniones en la isla reportan daños estructurales generalizados y estragos emocionales en los residentes

por Rich Copley | Servicio Presbiteriano de Noticias

El Rvdo. Jim Kirk, Asociado para la respuesta nacional en desastres, habla con el Secretario permanente del Suroeste, el Rvdo. Miguel Dros; Pastor emérito de la Iglesia Presbiteriana de Guánica, el Rvdo. Otilio Polanco y la Pastora laica comisionada de la Iglesia Presbiteriana en Guánica, Enid Santana (de izquierda a derecha). (Foto por Edwin A. Gonzáles Castillo)

LOUISVILLE — El Rvdo. Edwin A. Gonzáles Castillo se quedó paralizado mientras la tierra temblaba.

Sucedió en la mañana del martes y él se encontraba en Aguadilla,

Puerto Rico, cuando un terremoto de magnitud 6,4 llegó un poco antes de las 4:30 de la madrugada.

«Es un momento de incertidumbre, porque no sabes si va a ser más fuerte, no sabes por cuánto tiempo va a durar. ¿Qué es lo que debo hacer?» dijo Gonzáles Castillo. «Te quedas congelado en el lugar.»

El Rvdo. Jim Kirk, quien se encontraba en Puerto Rico con Gonzáles Castillo, dijo «Hay mucha ansiedad. Hemos escuchado eso por todas partes.»

Kirk, Asociado para la respuesta nacional en desastres del Programa Presbiteriano de Asistencia en Desastres (PDA por sus siglas en inglés) y Gonzáles Castillo, asociado para Latinoamérica y el Caribe de PDA, estaban en Puerto Rico para una reunión con ejecutivos de sínodos para observar algunos de los proyectos en marcha después del huracán María. Pero el par se encontró haciendo evaluaciones iniciales de los daños de la crisis más reciente en la isla, una serie de terremotos y temblores que han venido ocurriendo consecutivamente desde el 28 de diciembre en la parte sur de Puerto Rico.

 

El Rvdo. Jim Kirk, Asociado para la respuesta nacional en desastres, habla con el Secretario permanente del Suroeste, el Rvdo. Miguel Dros; Pastor emérito de la Iglesia Presbiteriana de Guánica, el Rvdo. Otilio Polanco y la Pastora laica comisionada de la Iglesia Presbiteriana en Guánica, Enid Santana (de izquierda a derecha). (Foto por Edwin A. Gonzáles Castillo)

Haga clic aquí para contribuir a la respuesta de los terremotos en Puerto Rico

El terremoto del martes sucedió después del terremoto de 5.8 que sucedió el lunes por la mañana, cuando los asociados de PDA estaban en San Juan, ubicada en la costa norte de la isla.

Al viajar al interior de Puerto Rico, territorio estadounidense, encontraron daños estructurales generalizados, incluyendo daños a cinco iglesias presbiterianas, dos de las cuales visitaron el martes por la tarde. La gobernadora de Puerto Rico Wanda Vázquez ha declarado estado de emergencia, y varios lugares en la isla no tienen electricidad. Se ha cortado el agua a casi 300.000 personas, según reporta CNN.

El Programa Presbiteriano de Asistencia en Desastres está procesando un pedido de asistencia inicial y queda a esperas de un pedido para reparar los daños a las iglesias.

Solo en Guánica, Gonzáles Castillo dijo que 148 casas fueron impactadas por daños estructurales hasta el colapso total y Kirk agregó que los terremotos afectaron muchos negocios también.

El Rvdo. Jim Kirk, Asociado para la respuesta nacional en desastres del Programa Presbiteriano de Asistencia en Desastres, dijo que muchos residentes de Guánica estaban viviendo afuera porque el terremoto aplastó sus hogares. (Foto por Edwin A. Gonzáles Castillo)

«Nos dimos cuenta en Guánica que casi todas las personas estaban afuera» dijo Kirk. «Están afuera porque tienen miedo de entrar por temor de que el terremoto haga colapsar la estructura.»

«El daño que estamos viendo es bastante fuerte.» Las casas que colapsaron quedaron aplastadas y fue terrible pensar en las personas que estuvieran adentro cuando esto sucedió”.

Hasta ahora, solo se ha confirmado una muerte a causa de los terremotos.

Mientras que inicialmente se estima que los daños producidos por los terremotos costarán más de 3,1 mil millones de dólares, González Castillo dijo que los sucesos están causando estragos tremendos al bienestar emocional de los residentes.

Se ha estimado que los daños de los terremotos en Puerto Rico esta semana costarán 3.1 mil millones de dólares a una isla que todavía se está recuperando del mortal huracán María, que llegó en setiembre del 2017. (Foto por Edwin A. Gonzáles Castillo)

Además de lidiar con los daños y la pérdida, a diferencia de los huracanes y desastres similares en los que la gente puede ver cuando la tormenta ha pasado, los terremotos son menos predecibles en el sentido de tiempo y magnitud. Así que los residentes tienen que vivir con el conocimiento de que otro terremoto puede llegar en cualquier momento. Esta serie de temblores ha recordado a la gente que El Caribe es una zona sísmica activa.

Los terremotos en Puerto Rico sucedieron justo antes del décimo aniversario del terremoto de 7,0 en Haití, en la isla vecina de La Española, la cual mató cerca de 250.000 personas el 12 de enero del 2010.

«Esta es la segunda noche que han sido despertados por un terremoto» dijo Gonzáles Castillo el martes, refiriéndose a los residentes del sur de Puerto Rico. «Les resultará difícil a muchas personas conseguir dormir esta noche.»

Done a Una Gran Hora para Compartir para que permita al Programa Presbiteriano de Asistencia en Desastres  responder rápidamente a los eventos catastróficos.

 


Creative_Commons-BYNCNDYou may freely reuse and distribute this article in its entirety for non-commercial purposes in any medium. Please include author attribution, photography credits, and a link to the original article. This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDeratives 4.0 International License.

  • Subscribe to the PC(USA) News

  • Interested in receiving either of the PC(USA) newsletters in your inbox?