GIVE NOW to mission co-worker support and double your gift’s impact

Iglesias y presbiterios en California trabajan para ayudar a las personas afectadas por incendios forestales

Las llamas arden sin control en la parte norte del estado

por Rick Jones | Servicio Presbiteriano de Noticias

A neighborhood in Santa Rosa, California destroyed by the wildfires. (Still image capture of video by Luke McGarva)

LOUISVILLE – La región vinícola de California del Norte ha recibido la peor parte de los grandes incendios forestales que continúan ardiendo sin control. Se sabe que más de 20 personas han muerto en los incendios, mientras que al menos 285 siguen desaparecidas. Las autoridades informan que 3,500 estructuras han sido destruidas y más de 170.000 acres fueron quemados.

«Tenemos aproximadamente siete congregaciones que son afectadas directamente por los incendios. De ese número, sabemos que se han perdido al menos 50 viviendas», dijo el Rvdo. Dr. Robert Conover, Secretario Permanente/Presbítero Ejecutivo del Presbiterio Redwoods en Napa. «En algunos casos, hay personas que no saben si sus hogares han sido destruidos. No lo pueden averiguar».

Las escuelas han sido canceladas en el condado de Napa y algunos vuelos que también han sido cancelados desde San Francisco por el humo en la zona.

«El humo en el aire crea una sensación muy extraña ya que el sol intenta brillar a través del cielo», dijo Conover. «El cielo tiene un color amarillo rojizo. En general, el tráfico es más ligero, excepto en las zonas de la autopista donde hay tráfico mientras la gente trata de circular. Se puede sentir que hay un cambio emocional colectivo en la comunidad».

A pesar de los continuos incendios, Conover dice que los residentes están haciendo lo mejor que pueden.

«Los informes que escucho de pastores locales son que el número de personas que necesitan refugios ha disminuido considerablemente en las últimas 24 a 36 horas, ya que la gente ha encontrado lugares para alojarse con familiares y amistades», dijo Conover. «No hay necesidad de donaciones adicionales. La gente ha sido muy generosa y tenemos más donaciones y voluntarios de lo que podemos manejar».

Conover dice que el Programa Presbiteriano de Asistencia en Desastres (PDA) ha hecho una buena labor al llegar, y que él y otros líderes de iglesias locales están tratando de determinar la mejor manera de utilizar los servicios de PDA. «Nuestra necesidad ahora es que la gente se aparte del camino y deje que los socorristas hagan su trabajo».

Una vez que los incendios se apaguen, Conover dice que la gran tarea será encontrar vivienda temporal a largo plazo para los residentes.

«Nuestro concilio se va a reunir en pocos días y vamos a planificar la respuesta inicial y dejar saber a la gente en toda la denominación» dijo Conover. «En este momento, la principal preocupación es simplemente el bienestar de todas las personas afectadas».

Las pérdidas no sólo impactaron viviendas, sino a empresas también.

«La industria del vino está muy afectada por estos incendios», dijo Conover. «Esta industria emplea a más de 100.000 personas por lo que tenemos una gran cantidad de personas que no sólo perdieron sus hogares y negocios, pero también estarán fuera del trabajo».

La mayor parte de las zonas afectadas se encuentran en los condados de Napa y Sonoma, y las autoridades dicen que más de 8.000 bomberos están trabajando para contener las llamas.

Cientos de millas al sur, los residentes cerca de Los Ángeles han tenido que luchar contra los incendios más pequeños.

«Tuvimos un incendio veloz que se inició a mediados de la mañana del lunes y debido a los vientos de Santa Ana, el fuego se propago rápidamente», dijo la Rvda. Lissa Smith, pastora de la Iglesia Presbiteriana Canyon Hills. «Terminamos perdiendo 14 viviendas y otras estructuras fueron dañadas. Tuvimos docenas de familias que fueron evacuadas de sus casas hasta por 48 horas».

Lynn Stone, pastora de la Iglesia Presbiteriana Linda Yorba dice que tuvieron suerte.

«Realmente no hemos sido afectados, como en el norte de California en lo absoluto», dijo. «Nuestros ojos tienen comezón y tosemos, pero estamos agradecidos. Fue realmente aterrador por un tiempo porque los incendios estuvieron cerca, pero nos sentimos como si realmente hubiésemos sido salvados».

Stone dice que algunos miembros de su congregación fueron evacuados, pero ninguno perdido sus casas y los incendios han sido contenidos.

«Estaba hablando con una iglesia vecina y por lo que sabemos, las personas que se ven afectados aquí están cubiertos por un seguro o están de vuelta en sus casas», dijo. «La mayoría de la gente con la que hemos hablado en la zona de evacuación fueron capaces de quedarse con amistades o familiares, y sólo estuvieron fuera de sus casas una noche».

Smith dice que el apoyo de otras iglesias y comunidades ha sido alentador y muestra la naturaleza conectiva de la Iglesia Presbiteriana.

«PDA se ha acercado a ver si nuestras congregaciones necesitan algo. Ellos estaban listos y preparados y eso fue notable. Nunca se me ocurrió que estaríamos en una posición de necesitar a PDA», dijo. «Nuestra congregación trata de apoyar el trabajo de PDA en lo que se refiere a huracanes y otros desastres. De repente estábamos en la posición de potencialmente necesitar de estos servicios nosotros mismos. Estaban ahí para nosotros y que fue tremendo».

PDA se ha acercado a todos los presbiterios afectados en California por la reciente serie de incendios forestales. Funcionarios estatales dicen que hay aproximadamente 22 incendios en el estado.

«Lo que es más trágico es la pérdida de vidas causada por los incendios. PDA está dispuesta a ayudar a los presbiterios y congregaciones de California a responder y recuperarse una vez que los socorristas han completado su trabajo», dijo Jim Kirk, asociado de PDA para la respuesta nacional de desastres. «Por favor, únase a nosotros en oración por las personas afectadas, amenazadas y la personas que trabajan sin descanso para preservar vidas».

—–

El Programa Presbiteriano de Asistencia en Desastres es la respuesta de emergencia y programa de refugiados de la denominación, comprometida con la recuperación de las comunidades afectadas a largo plazo, causada por una crisis o un evento catastrófico. Está financiado por una Gran Hora para Compartir y reúne fondos designados para responder a desastres específicos.

Para apoyar los esfuerzos de recuperación después de los incendios forestales, haga clic aquí . Esto le llevará a la página web de la IP (EE.UU.) para donar de forma segura y rápida.

Si prefiere enviar un cheque (por favor escriba DR000165 en la línea de memo), puede enviarlo a:

Iglesia Presbiteriana (EE.UU.)
PO Box 643700
Pittsburg, PA 15264-3.700

También puede llamar al 1-800-872-3283 de lunes a viernes de 8 a.m. a 5 p.m. (EDT) para donar por teléfono.


Creative_Commons-BYNCNDYou may freely reuse and distribute this article in its entirety for non-commercial purposes in any medium. Please include author attribution, photography credits, and a link to the original article. This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDeratives 4.0 International License.

  • Subscribe to the PC(USA) News

  • Interested in receiving either of the PC(USA) newsletters in your inbox?