Nurture the faith of those who are the church to come. Give to the Pentecost Offering.  

Huracán María llega a Puerto Rico

Casi alrededor de 300,000 personas aun sin electricidad a causa del huracán anterior; ‘una de las peores situaciones que la isla ha tenido que enfrentar’

por Rick Jones y Paul Seebeck | Presbyterian News Service

This image of Category 5 Hurricane Maria moving through the eastern Caribbean Sea was taken on Sept. 19 at 11 a.m. EDT from NOAA’s GOES East satellite. (Photo credit NASA/NOAA GOES Project)

LOUISVILLE – La temporada de huracanes en el Atlántico está siendo fiel a su título mientras que el huracán María hace estragos en Puerto Rico hoy. La tormenta de categoría 4 llegó a tierra esta mañana con vientos de 155 mph, sólo dos mph por debajo de la categoría 5. El Centro Nacional de Huracanes dice que esta es la primera tormenta de categoría 4 que llega a Puerto Rico desde 1932.

El Programa Presbiteriano de Asistencia en Desastres (PDA) ha estado en comunicación con el Rvdo. Edwin Gonzales-Castillo, Secretario Permanente del Presbiterio de San Juan. Él dijo que la parte noroeste de la isla fue evacuada desde ayer en preparación para la llegada de María.

Gonzales-Castillo también dijo a PDA que cinco de las 15 iglesias en el presbiterio estaban sin electricidad desde el paso del huracán Irma. Él comento que, con María, algunos pueden estar sin electricidad hasta por tres meses.

Mientras que el gobierno todavía intenta devolver la electricidad a más de 280,000 personas después de Irma, Doris Garcia Rivera, presidenta del Seminario Evangélico de Puerto Rico dijo que el Huracán María es una de las peores situaciones que la isla ha tenido que enfrentar.

«Hemos hecho todo lo posible para mantener a las personas y las instalaciones del seminario protegidas, moviendo las clases y la administración a dos sitios diferentes», dijo García Rivera. «Me maravillo tanto con el compromiso de nuestra facultad como de nuestros estudiantes; por mantener alto el espíritu y venir a las clases incluso cuando no tienen agua ni electricidad en sus casas».

Después de que García esperara más de 45 minutos para llenar su carro con gasolina el martes por la noche, dijo que la joven cajera le sonrió. Se dio cuenta de que sus compatriotas boricuas también están haciendo todo lo posible para ser responsables con sus trabajos, ya que enfrentan el huracán y protegen a sus familias.

«Confío en que toda la comunidad que abre sus manos para ayudarse mutuamente estará presente después del paso de María, como lo ha sido en estas horas antes de la tormenta», dijo. “Pedimos sus oraciones, mientras nos aferramos a Dios, y abrazamos a nuestros seres queridos. Al saber que hermanas y hermanos como ustedes nos rodean y nos elevan, nos mantendrá fuertes y traerá paz a nuestros corazones».

Gonzales-Castillo dijo que ninguna de las iglesias en el presbiterio tiene generadores. Pero, añadió que la Iglesia Presbiteriana en Hato Rey, San Juan está sirviendo de refugio. Se están haciendo esfuerzos para conseguir un generador para la iglesia.

PDA ha estado en conversación con el comité de desastres del Sínodo de Puerto Rico antes y después del huracán Irma para evaluar la necesidad. Se espera proporcionar más ayuda después de que María haya pasado.

«El Huracán María ya ha causado daños devastadores en Dominica y otras islas del Caribe. PDA está preparada para ayudar a nuestras hermanas y hermanos en la región tan pronto como podamos», dijo Jim Kirk, asociado de PDA para la respuesta nacional al desastre. «Nuestros pensamientos y oraciones están con todas aquellas personas que todavía se están recuperando de una tormenta mientras se enfrentan a un segundo huracán importante».

—–

El Programa Presbiteriano de Asistencia en Desastres es el programa para refugiados y de respuesta a emergencias de la denominación, comprometido con el largo camino de recuperación en comunidades afectadas por una crisis o un evento catastrófico. Este programa está financiado por la Una Gran Hora para Compartir y recauda fondos designados para responder a desastres específicos.

Para apoyar los esfuerzos de los huracanes y María, dele clic aquí. Luego, ira a una página web para donar segura y rápidamente.

Si prefiere enviar un cheque (escriba DR000194 en la línea del memorándum), puede enviarlo a:

Presbyterian Church (U.S.A.)
P.O. Box 643700
Pittsburgh, PA 15264-3700

También puede llamar al 800-872-3283 de lunes a viernes desde las 8 a.m. hasta las 5 p.m. (EDT) para donar por teléfono.


Creative_Commons-BYNCNDYou may freely reuse and distribute this article in its entirety for non-commercial purposes in any medium. Please include author attribution, photography credits, and a link to the original article. This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDeratives 4.0 International License.

  • Subscribe to the PC(USA) News

  • Interested in receiving either of the PC(USA) newsletters in your inbox?