A letter from David Cortes-Fuentes and Josefina Saez-Acevedo serving in Cuba, February 2016

Carta de David Cortés-Fuentes y Josefina Sáez Acevedo sirviendo en Cuba

febrero 2016 – Arrival in Cuba

Dear Ones in Christ,

Capilla del Seminario

Hablando del Seminario con gente de The Outreach Foundation

David y Josey con presbiterianos de EUA.

Espiritu acogedor del Seminario y de la iglesia cubana.

Culto de adoración en la capilla

David and Josey with Presbyterian students

¡Hola desde la histórica ciudad de Matanzas, Cuba! Ya hace exactamente un mes que llegamos al Seminario Evangélico de Teología (SET) en Matanzas. Deseamos compartir con ustedes las aventuras de nuestro nombramiento de cuatro años que acabamos de comenzar. En primer lugar, podemos ver claramente que la iglesia en Cuba está viva y creciendo.

Nuestro viaje desde los Estados Unidos a Matanzas tomó varios años para hacerse una realidad. Invertimos mucho tiempo discerniendo, tuvimos que hacer decisiones difíciles, y estamos convencidos de nuestro llamado a este ministerio en este lugar y en este tiempo.

Después de varios años de preparación, una madrugada de enero abordamos un avión en Tampa, Florida. El vuelo a Cuba tomó exactamente una hora (tan cerca y, a la vez, tan distante). Al acercarnos al Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana, ver el follaje verde del paisaje nos trajo memorias de Puerto Rico, nuestra tierra natal. Fuimos recibidos por Jo Ella Holman, trabajadora en misión de la IP(USA) y enlace regional para el Caribe. ¡Fue agradable ver una cara conocida!

¡Qué diferencia hace un día! Después de haber dejado atrás varias pulgadas de nieve en Louisville, KY, pisar el soleado y húmedo suelo caribeño es maravilloso. También fue interesante ver en uso los autos de los años 50 de los cuales muchas personas nos habían hablado. Después de una breve parada para tomar café cubano en el aeropuerto, nuestro conductor, Héctor, nos condujo en camino a Matanzas y el seminario. El viaje desde el aeropuerto tomó una hora y cuarenta y cinco minutos en una carretera muy buena. Durante parte del viaje pasamos cerca de la costa azul, con muchas palmas que parecían saludarnos en el camino. En otros momentos pasábamos por las afueras de las ciudades. De vez en cuando veíamos carretas llenas de gente, llevadas por caballos. Vimos otras muchas personas a pie, otras esperando el autobús, otras haciendo “botella” (esperando un aventón) para ir a donde tenían que ir.

Al llegar a Matanzas cruzamos el puente principal, que nos llevó al centro de la ciudad. Matanzas está rodeada por los ríos Yumurí, San Juan, y Canimar. Los tres ríos bordean la ciudad antes de desembocar en la Bahía de Matanzas y el Golfo de México. La vista desde la colina donde está situado el Seminario es espectacular. De cuando en cuando vemos los pequeños botes de pesca en la entrada del río, cerca de la bahía. A causa de los muchos puentes que conectan la población con el centro de la ciudad, Matanzas es conocida como la “Ciudad de los Puentes.”

Matanzas es una ciudad viva y repleta de arte (música, fotografía, pintura y baile). Por su historia y cultura la ciudad es conocida como “la Atenas de Cuba.” Recientemente visitamos la inauguración de una exposición en una galería de arte donde “Chuchi,” un joven fotógrafo y también director de publicaciones del Seminario estaba exhibiendo su trabajo. Sus fotos le han ganado mucho reconocimiento tanto local como internacionalmente. La galería está situada en un edificio restaurado que es usado para apoyar el arte local en sus muchas expresiones.

Después de tres días de reuniones intensas, llegó el tiempo de acomodarnos en nuestro apartamento. Vivimos en un apartamento limpio y simple de dos cuartos, uno de los cuales funciona como oficina/biblioteca. También contamos con una pequeña cocina, un baño, y una sala/comedor. Estamos contentos que tenemos muchas ventanas que permiten la circulación del aire, especialmente para los calurosos y húmedos días por venir. Hasta ahora ha sido fresco y ventoso, más de lo usual según los nativos, pero nos encanta. Con un abrigo liviano en las mañanas y las noches nos sentimos bien. Ninguna de nuestras ventanas tienen protección contra los mosquitos e insectos, así que ¡los mosquitos han hecho fiesta con Josey! Estamos usando mucho repelente, especialmente al atardecer cuando pican más. Nunca nos imaginamos que estaríamos contentos de ver las salamandras en la casa, esperando para alimentarse con su ración diaria de insectos.

Las comidas compartimos con los estudiantes y algunos miembros del personal del seminario. Esto nos ha dado la oportunidad de sentarnos a la mesa y compartir nuestras historias y conocernos los unos y los otros. Hemos hablado de todo. Nos preguntan sobre cómo son los Estados Unidos, y por qué hemos decidido venir a vivir y trabajar en Cuba, dejando todo lo que teníamos.  Los estudiantes que hemos llegado a conocer en este corto tiempo nos han mostrado que nuestro compromiso de estar aquí es poco comparado con su dedicación diaria, sirviendo en la iglesia y sus comunidades a pesar de las muchas dificultades financieras y materiales. Cada seminarista ha dicho: “Heme aquí, Señor…”

Valdir Franca, Jo Ella Holman, Josey Saez, David Cortes at the seminary’s dining hall

La vida en el seminario está llena de acción. Hay grupos que nos visitan continuamente. Muchas congregaciones de la IP(EUA) tienen hermanamientos históricos con el Seminario. También hay grupos de “Aguas vivas para el mundo”, de iglesias de Canada, y colaboración de colegios y universidades de Estados Unidos y de Corea. Hace unos días una delegación de la Iglesia Episcopal Puertorriqueña pasó por el Seminario rumbo a La Habana donde tendrían su reunión del Sínodo de América Latina. También hace poco hubo una reunión de más de 200 bautistas cubanos que celebraron su asamblea en el Seminario. ¡Es un lugar lleno de actividad!

Además de las actividades académicas normales, se celebran muchas “jornadas” (conversaciones) sobre teología y la misión de la iglesia en Cuba, conferencias por eruditos que nos visitan de todo el mundo y “encuentros teológicos” cortos. La facultad y los estudiantes están muy comprometidos con sus ministerios.

La facultad está muy activa en la vida de las iglesias locales. De hecho, hasta el presidente (rector) del Seminario es pastor de una iglesia presbiteriana cercana, el decano es moderador del Sínodo de la Iglesia Presbiteriana-Reformada en Cuba, y los estudiantes viajan para dirigir la misión y ministerios en las iglesias locales todos los fines de semana.

Los retos son muchos, el trabajo es duro, la dedicación de nuestros compañeros y compañeras en el ministerio está fuera de duda, y la esperanza mantiene los corazones palpitando. Estamos muy agradecidos por las muchas personas que están orando por nosotros y por nuestro ministerio, y por toda la Iglesia en Cuba. Las muchas visitas de amistades y personas que nos apoyan nos motivan a todos.

Su apoyo financiero a nuestro ministerio nos motiva mucho en estos momentos en que comenzamos a construir relaciones con las iglesias locales. ¡Muchas gracias! Les recordamos que necesitamos su apoyo durante los próximos tres años y once meses. Aquellas personas que nos están apoyando ya, les estamos muy agradecidos.

Al prepararnos para el trimestre académico que comienza en marzo, y al seguir recibiendo invitaciones para visitar las iglesias organizaciones ecuménicas locales, tenemos muy presente que este es un trabajo en colaboración. Ya que todos somos colaboradores en el ministerio, déjennos saber cómo podemos orar con ustedes y acompañarles en el camino. Deseamos escuchar de ustedes. Nos hacemos eco de la bendición al pueblo israelita en Números 6:24-26: “El Señor te bendiga, y te guarde; el Señor haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; el Señor alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz.”

David & Josey

Read more about David Cortes-Fuentes and Josey Saez-Acevedo’s ministry

Write to David Cortes-Fuentes

Write to Josey Saez-Acevedo
Individuals: Give online to E200519 for David Cortes-Fuentes and Josey Saez-Acevedo’s sending and support
Congregations: Give to D507587 for David Cortes-Fuentes and Josey Saez-Acevedo’s sending and support
Churches are asked to send donations through your congregation’s normal receiving site (this is usually your presbytery).


Creative_Commons-BYNCNDYou may freely reuse and distribute this article in its entirety for non-commercial purposes in any medium. Please include author attribution, photography credits, and a link to the original article. This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDeratives 4.0 International License.

  • Subscribe to the PC(USA) News

  • Interested in receiving either of the PC(USA) newsletters in your inbox?